Archivo para 19 marzo 2009

Predicas a 150 soles

Este es un post bastante lulz, hecho por obra y gracia del espiritu santo.

El día de ayer, asistí a una misa, luego de muuuuucho tiempo. Fui porque era para conmemorar un mes del fallecimiento de mi tía. Muy a pesar de mi condición de no creyente, acepté ir mas no participar de ella.

Como en toda misa, se siguió ese protocolo que todos los católicos deben tener bien guardado en sus cabezas, pedir perdón, primera lectura, segunda lectura, evangelio, petición de la limosna (un clerigo pasa con una bolsa de banca en banca pidiendo una limosna para la iglesia) ;algunos les dan dinero a los niños para ellos lo echen, es todo un entretenimiento para ellos; pero bueno hasta ahí todo tranquilo… luego viene el momento en que uno se tiene que arrodillar (nunca entendí para que y sigo sin entenderlo) , en un principio me senté en la banca, pero gracias a un par de golpes en la espalda por parte de uno de mis tíos, tuve que arrodillarme (T__T me dolió…). Superada esa pequeña situación, algunas personas se acercaron a comulgar, ninguno de mi familia (entiendase padre, madre y hermanos) se acercó a recibir “el cuerpo de Cristo”, yo me pregunto, ¿como esperan que su hijo vuelva a ser creyente si ellos son malos catolicos? Pero, cuando creia que todo estaba acabado, el cura se lanzó con un pequeño discurso, en la cual comenzó a decir el precio de las misas, si leyeron bien EL PRECIO A PAGAR POR UNA MISA, al parecer una misa “especial” llamada Predica, costaba 150 soles (aprox. 48$ o 34€ ) luego de escuchar eso… me partí de la risa, desgraciadamente no podia hacer mucho ruido, pero fue un epic moment, gracias a dios que fui a esa misa, no pensaba reirme tanto. ¿ Es qué acaso la iglesia está tan mal economicamente que necesita promocionarse de esa manera? o ¿es qué el dinero de las ofrendas, donaciones y limosnas que se piden no es suficiente? Estoy seguro que la crisis mundial no debe afectar mucho al Vaticano ¿o si?

Bueno a todo esto, cabe decir que las iglesias de por aquí son joyas arquitectónicas construidas en la época colonial/del virreinato (cuando España dominaba esta tierra) consideradas patrimonio cultural, pero como los otros patrimonios culturales, se caen a pedazos y nadie hace nada por repararlos y si lo quieres reparar, no puedes porque es Patrimonio Cultural y no puedes modificar nada de el.

Gracias a dios por ese momento tan entretenido.

Anuncios

Remembranzas del Verano Pasado: El Viaje

Ha pasado exactamente un año desde el día en que regrese a mi querido país, luego de pasar todo el verano trabajando en el extranjero. Un año desde esa vez en que nos quitamos los zapatos y demás cosas para pasar las revisiones en el aeropuerto de Miami y nos embarcamos de regreso.

Hoy quiero recordar algunas de las cosas vividas en esos casi 3 meses que pasé en el hotel La Quinta Inn de Daytona Beach, en Florida, algunas de los buenos ratos que pasé en ese entonces. Pero vamos por partes, uno porque me da flojera escribir todo y lo otro porque no quiero un tocho que sé, no leerán.

Para empezar, la idea de irme a trabajar al extranjero, no me llamaba mucho la atención, en un principio lo entendí como un “castigo” por parte de mis padres, pero por otro lado, el hecho de demostrar que me podía valer por mi mismo y sobre todo, el hecho de ganar dinero, me entusiasmaban bastante.

Era el 5 de Diciembre del 2007, tenía que levantarme temprano para ir al aeropuerto, te citan temprano solo para joderte la existencia, ya que tienes que esperar poco mas de una hora paseándote por el aeropuerto, mientras esperas a pasar al bendito avión, previas despedidas, abrazos y besos de tus padres y unas fotos para recordar el momento. Pasas por Migraciones, el registro de equipaje y documentos de rigor y voila, a la sala de embarque. Era mi primera vez en un avión así que el despegue fue una de las cosas mas emocionantes, te sientes un niño experimentando algo por primera vez. El resto del viaje es de lo mas tranquilo, comida y bebidas gratis, películas aburridas, música, juegos, hasta el aterrizaje, que por alguna extraña razón, me provoco un casi insoportable dolor de cabeza.

Ya en Miami, haces una larga cola para que te permitan la entrada al país (putos guiris), luego a buscar la maleta y un señor bonachón me ofrece llevarme la maleta en un carrito hacia la salida del aeropuerto, pero antes…. tuve que pasar por una “sala especial”, pasaron mi maleta por Rayos X y dentro de mi decía: Mierda, estos gringos me van a terminar quitando toda la ropa (T__T me asuste), por suerte no fue así. Una vez fuera, sales a una ciudad nueva y desconocida, todo es distinto, desde las luces, calles, anuncios, taxis, hasta el idioma. Con algo de suerte, llegamos a la estación del bus y a esperar. Una vez llego el bus, lo embarcamos junta a otras personas (gringos) de los mas raros, que yo suponía, estaban en drogas. El viaje en bus iba a tomar toda la noche y parte de la mañana. A media noche, subieron unos guardias y se llevaron a un par mexicanos indocumentados, ;_; segundo susto y recién llegadito. Llegamos a otra estación de bus a las 4am, esta vez en Orlando y a esperar a que salga el siguiente bus para el transbordo,  señorita disculpe, ¿a que hora sale el bus con destino a Daytona Beach?, “a las 9 am señor” (FFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFUCK!) faltaban 5 horas y no teníamos donde quedarnos, así que a dormir en media estación, intenten pegar un ojo, estando rodeado de gringos y nigers extraños y con todo tu equipaje en la mano. Las 9am, con unas tremendas ojeras, muriendo de hambre, a subir al bus rumbo a nuestro destino final.

Esta vez, el paseo en bus fue mas entretenido, la pasamos conversando con unos latinos (dominicanos, porto-riqueños, cubanos), que nos iban contando mas o menos lo que nos esperaba en este país, que bien se siente poder usar tu propio lenguaje con otras personas. Por donde pasábamos veíamos otros hoteles La Quinta (a donde íbamos a trabajar) y nos asombrábamos con lo imponentes y espectaculares que se veían, trabajar y vivir en uno de esos debe ser la hostia, pensaba yo por dentro.

Llegamos a nuestro destino final (Daytona Beach), es hora de contactar con el manager del hotel y que venga por nosotros. ring ring…

– “Hi, Good Morning…”

-” Hi, somos los chicos que llegamos desde Perú, estamos en la estación de bus de la ciudad…”

-“Oh, ok, tomen un taxi hasta el hotel, esta es la dirección ….”

FFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFUCK! Puto Manager!! No nos iba a recoger!! Asi que a tomar un taxi, quien se iba a imaginar que un taxi nos iba a salir tan caro, 20$ por unas 15 cuadras. FUCK! nunca pense que extrañaría el sistema de taxis de mi país. Llegamos al hotel, de todos los La Quinta, era el peor que había visto hasta ahora. Subimos a nuestras habitaciones y fuck! se rompe la rueda de mi maleta; si, ¬¬ estaba de malas.

Nos instalamos, bajamos y nos dijeron que teniamos unos dias libres para acostumbrarnos al ambiente y luego recien trabajar. Los siguientes dias, me los pasé paseando por la ciudad, me compre una bici para no tener que depender del bus (que pasaba una vez cada hora) y poder ir a donde quisiera.

Eso es todo por ahora, a ver cuando estoy lo suficiente aburrido con ganas de escribir más.