Archivo para 2 marzo 2011

Problemas de ingeniería

No, no voy a poner problemas matemáticos con algoritmos complicados ni nada de eso. No, no es un sueño, en verdad he revivido esta wea.
Empieza un nuevo semestre en la facultad, empieza el sexto año de la carrera de cinco años (-.- quién me manda a repetir cursos…), pero bueno, al menos entro de lleno al séptimo ciclo (son diez) luego de haber cerrado plenamente el sexto ciclo en el semestre pasado y con ello se acabaron los “cursos arrastrados”. Para mi sorpresa, veo que han vuelto a cambiar los horarios y, oh maravilla, si estos hubieran estado en semestre pasado, hubiera podido adelantar y llevar mas cosas. ¡Genial! \o/

La primera clase era Circuitos Electrónicos II, con un profesor que ya me había tocado antes y que enseña bien, así que iba tranquilo. La clase estuvo amena, hablando sobre conceptos básicos y metiendo “detallitos” que o te dejaban con la boca abierta o te dabas un facepalm por no saberlo. Pero esta clase era lo de menos, más me preocupaba la siguiente. Que es Arquitectura de Computadores I, curso con un profesor relativamente nuevo (es su tercer semestre en la facultad) y un amigo mío lo había desaprobado y encima me había dicho varias cosas del profesor que me preocuparon. Cosas como que te ponía ejercicios difíciles y te miraba de tal manera que no daban ganas de preguntar o no te explicaba bien. Dicho sea de paso, mi amigo terminó cambiándose de carrera y de universidad al saber que desaprobó ese curso (que no es que se fuera por el profesor o el curso en sí, si no que, en sus propias palabras, fue la gota que derramó el vaso).

Así que entré con algo de miedo a la clase, el profesor es bastante joven, no llega ni a los 30 años y ya es todo un Magister. Luego de explicar de qué era el curso y cómo iba a ser la evaluación comenzó a hablar sobre los alumnos ya egresados y sobre todo, las tesis. Según lo que dijo, en la facultad nadie hace tesis, es decir, egresan, van directamente a una empresa y nunca hacen la tesis. Y eso es un problema que preocupa mucho a la facultad porque en los últimos dos ciclos hay un curso de pre-tesis llamado “Proyecto de Ingeniería”, el cual tiene el fin de preparar a los alumnos en sus tesis, más aún, el proyecto este puede ser usado como tesis (si así lo amerita). Ya me habían comentado antes de un problema similar antes, de que el peruano no es capaz de “crear” algo bueno, viable y sobre todo útil. Que más nos especializamos en copiar y quizá mejorar algo que vemos del exterior. Además habló de una tarjeta de programación que se usa en la facultad (Spartan II) y que ya es algo antigua (del 2005 y a la fecha, hay Spatarn VI), y lo peor de todo esto, es que a pesar de aprender con un equipo algo “antiguo” muchos de los alumnos egresados no se atreven ni a tocarlo y usan otros dispositivos aún más antiguos.

Pero eso no fue lo más grave, luego preguntó: "¿Alguien quiere hacer una maestría?”. Muchos levantamos la mano, a lo que él hizo otra pregunta: “¿Y para qué o por qué la quieren hacer?”. Según lo que nos explicó, hay poquísimas universidades con escuelas de post-grado en ingeniería por la sencilla razón de que muy pocos hacen una maestría en ingeniería. La mayoría al egresar, consigue un trabajo y con los bolsillos llenos (esto siempre depende de la perspectiva de uno) se olvidan de estudiar más. Además, las maestrías en el país terminando siendo dictadas sólo los fines de semana, esto debido a lo expuesto antes, uno está trabajando. Y según el profesor es un grave error esto, un estudiante sólo debe estudiar y no trabajar, o hacerlo sólo los fines de semanas, como ocurre en las escuelas de post-grado del extranjero.

Pero esta es la realidad en este país, un país donde no se hace ingeniería. Donde el ingeniero termina realizando el trabajo de un técnico, con lo que supongo que el técnico hará el trabajo de un obrero más. Un país donde hay muchos cocineros, muchos administradores, y pocos ingenieros, y de esos pocos, la mayoría sigue usando tecnología de hace 15 años.

Sinceramente me ha hecho pensar mucho en mi carrera y por qué la elegí. De momento, ya me tiró un de mis sueños por los suelos y es el de ejercer y vivir de mi carrera en mi país. Pero bueno, todavía queda mucho camino por recorrer y demás, a la larga, uno se hace su propio camino, así que hay que seguir adelante y ver qué nos depara el futuro y hacía donde iremos a parar.

Anuncios